furgonetas-industriales

¿Cuáles son las mejores furgonetas industriales?

Las furgonetas industriales son uno de los bienes más preciados, ya que son instrumentos esenciales para que las empresas puedan desarrollar su actividad profesional.

Por la importancia de este tipo de automóviles, en los últimos tiempos ha aparecido un nuevo modo de negocio llamado Renting (no confundir con el Leasing). Este término es sinónimo de “alquiler” de vehículos que se puede contratar en distintas opciones, pagando una cuota que normalmente incluye los costes de mantenimiento y los servicios necesarios para la actividad diaria.

Una de las grandes ventajas del Renting para empresas es que los vehículos son propiedad de la compañía arrendadora, por lo que tan solo hay que preocuparse por disfrutarlos para cumplir las metas del negocio. Es decir, se gana en tranquilidad sin tener que hacer una inversión inicial importante. Algo bastante ideal, ¿cierto?

Generalmente, en España el alquiler a largo plazo es empleado por las compañías como una forma de gestión de sus flotas de vehículos. Esto se debe a que al inclinarse por esta modalidad pueden beneficiarse de ventajas operativas, fiscales y administrativas.

Con el Renting de furgonetas pueden optimizarse los gastos, pues se tienen multitud de herramientas para mejorar la movilidad de los vehículos, además de para evitar sorpresas por imprevistos. El Renting (cuyos gastos pueden deducirse) es mucho más que un modo de contratar vehículos, puesto que es un servicio integral para que la flota no esté parada.

Ventajas del Renting de furgonetas industriales

Dentro de las muchas ventajas del Renting pueden mencionarse las siguientes:

  • Incrementar la productividad de los recursos humanos de la empresa, ya que no se requiere personal propio para las labores de control de mantenimientos de la flota, averías, contratación y abono de seguros, gestiones con talleres e incluso eventuales recursos de multas que puedan darse, entre otros.
  • Liberar recursos financieros –las compañías aumentan la capacidad de endeudamiento–, ya que a efectos contables el alquiler de bienes se refleja como un gasto y no como una inversión. Además, al ser una cuota fija se facilita la planificación.
  • Flexibilidad para incrementar o reducir el número de automóviles que forman la flota de la empresa de acuerdo con el volumen de trabajo (esto no ocurre con el Renting fijo).

Así, escoger una furgoneta para empresas es un paso extremadamente crucial. De hecho, hay que asegurarse de que la misma ofrece la resistencia y durabilidad imprescindibles para realizar el trabajo sin que se venga abajo a la primera.

Recapitulando, por comodidad, facilidad y porque es un ahorro real ante una compra de un vehículo, el Renting permite optimizar los gastos y la gestión personalizada de la flota. En efecto, el Renting (incluso para particulares) es mucho más que una forma de contratar vehículos, puesto que es un servicio integral para mantener la flota en movimiento.

5 mejores furgonetas industriales

Con el objetivo de facilitar la labor de conocer qué furgoneta se adapta mejor de acuerdo con las necesidades del momento, a continuación se ofrece un listado con las mejores furgonetas para empresas del momento y sus principales características.

De este modo, se les puede comparar más fácilmente y decidirse por aquella cuyas prestaciones se adapten mejor a las necesidades de cada actividad profesional.

1. Volkswagen Caddy Maxi

Volkswagen, referente de todo tipo de automóviles a lo largo del mundo, tiene entre su catálogo la Caddy Maxi, una furgoneta multifuncional.

Da igual si son objetos pequeños o grandes, todos caben en su interior, ya que sus prácticos espacios de almacenamiento interior permiten transportar todo lo necesario y mantener siempre el orden.

Su interior es adaptable a todo, creando el espacio que se necesita tanto para transportar grandes bultos, como para mover hasta siete pasajeros. Sus asientos abatibles ofrecen la versatilidad que todo negocio requiere.

2. Citroën Jumpy

El fabricante cuya sede se ubica en París ofrece la Jumpy, que dispone de una arquitectura optimizada con más prestaciones útiles de confort y seguridad que nunca.

La Jumpy integra las últimas tecnologías de asistencia a la conducción y un motor que la convierten en la compañera perfecta de los que trabajan en la carretera a diario, haciendo que sea una de las mejores furgonetas industriales.

Y es que la Jumpy cuenta con hasta 1400 kg de carga útil, 6,6 m3 de volumen de carga, 4 m de longitud útil y hasta 2,5 toneladas de masa remolcable. Además, su diseño en módulos se traslada a sus dos valores de distancia entre ejes (2,92 m y 3,27 m) y sus dos voladizos traseros (0,80 m y 1,15 m) que se combinan resultando en 3 longitudes exteriores.

3. Volkswagen Crafter

La marca originaria de Wolfsburgo ofrece la Crafter, que dispone de la mayor capacidad de carga total de su clase, con puertas deslizantes con una apertura máxima de 1.311 mm, una altura máxima del compartimento de carga hasta 2.196 mm y un borde de carga 100 mm más bajo.

Gracias a sus dos batallas y tres alturas de techo, la Crafter ofrece muchísimas opciones. Porque el tamaño sí importa. Por eso, dependiendo de la distancia entre ejes, la Crafter cuenta con espacio para entre cuatro y seis europalets. Su compartimento de carga llega hasta los 2.196 mm. Combinándose con la tracción delantera, la Crafter ofrece la máxima altura de carga de su clase.

4. Citroën Berlingo

Con la Berlingo, la marca francesa Citroën (referencia en el sector de los vehículos polivalentes) aporta innovación y audacia en diseño, modularidad y practicidad, puesto que es personalizable, confortable y habitable.

Son tan solo unos datos que la convierten en una de las mejores furgonetas industriales. Destaca por un espacio liberado con un volumen récord, una magnífica modularidad con techo panorámico funcional de nueva generación, múltiples huecos guarda objetos, asientos individuales abatibles (suelo plano) y un alto grado de personalización.

El rango de su volumen de maletero va de los 775 a los 1050 litros, ya que cuenta con 186 litros de volumen en huecos pensados para facilitar la vida diaria a bordo.

5. Volkswagen Transporter

Hace ya 65 años que el fabricante alemán por excelencia, Volkswagen, diseñó un vehículo de reparto compacto que captó con gran precisión los requisitos de los profesionales. Y es que la Transporter es una furgoneta lista para responder a toda clase de necesidades.

Sus líneas y contornos precisos la convierten en una auténtica referente en innovación y técnica en el mercado de vehículos comerciales.

Un interior de gran calidad y un generoso tamaño del compartimento de carga hacen que la Transporter ofrezca una versatilidad y funcionalidad extraordinarias.

Sus tres variantes de techo y dos batallas crean un volumen de compartimento de carga de 5,8 a 9,3 m³. Así, su carga útil puede llegar a 1,4 t, y la segunda puerta deslizante facilita la carga y descarga.

Da igual si se necesitan paneles divisorios, paneles divisorios de rejilla o diversas superficies de suelo, la Transporter aporta la mayor flexibilidad en todo tipo de viajes.

Su revestimiento para el compartimento de carga o de pasajeros, de la mano de las ayudas de sujeción extras, mantienen la mercancía en su sitio y garantizan la mayor protección.

En definitiva, las furgonetas industriales y furgones de carga (además de las furgonetas para mudanzas o las furgonetas isotérmicas) son la solución idónea para todos los negocios que necesiten un vehículo para el desarrollo de su actividad con la innovadora modalidad del Renting, como el que ofrece Xtravans, la empresa de Renting líder en Canarias.

¿Te gusta este artículo? Compártelo
Posts relacionados