diferencias-renting-leasing

¿Cuáles son las diferencias entre Renting y Leasing?

¿Conoces las diferencias entre Renting y Leasing? ¿Te suena la compra financiada? Tienes a tu disposición distintas maneras de tener un vehículo –o muchos– para tu empresa, así que en el artículo de hoy de Xtravans, la empresa de Renting líder en Canarias, intentaremos que conozcas en profundidad las diversas opciones que tienes a tu alcance y las características de cada una.

La recuperación económica de España está animando tanto a empresas y consumidores a renovar el parque automovilístico, que últimamente se había quedado un poco anticuado y obsoleto.

Sin embargo, no todo se reduce a la compra de un vehículo. El Renting y el Leasing son fórmulas alternativas que también permiten hacer uso de un coche e incluso comprarlo al acabar el contrato.

Es posible que quieras ser propietario de un vehículo o que prefieras pagar una cuota en la que se incluyan todos los servicios y gestiones, pero… ¿sabes qué alternativa te ofrece más ventajas y comodidades? ¿Y las diferencias existentes entre ellas?

A continuación vamos a tratar de reunir toda la información indispensable para que puedas tomar la decisión más adecuada que se ajuste a las necesidades de tu flota. Así que no esperes más para decidirte, la mejor alternativa para hacer que tu negocio vaya sobre ruedas está aquí mismo.

Diferencias entre Renting y Leasing

Antes que nada, hay que precisar que este artículo no es ningún tipo de asesoramiento legal, sino una explicación rápida y concisa de sus principales características. Sigue leyendo para saber más sobre el Renting y el Leasing.

¿Qué es el Renting?

El Renting (ya sea flexible o fijo) es un contrato para disfrutar de vehículos por un tiempo determinado a través del pago periódico de una cuota fija que incluye todos los servicios necesarios.

En esta modalidad, la propiedad del coche es de la empresa que lo suministra, por lo que tienes el derecho a usarlo sin tener que preocuparte por otros costes asociados.

El Renting de furgonetas es una solución de movilidad ideal para empresas, autónomos e incluso particulares de cualquier sector que necesiten un vehículo, ya que permite adaptar el tamaño y tipo de tu flota a las necesidades reales de tu negocio en cada momento.

Esto redunda en un ahorro en aquellos costes mensuales que acarrea tener vehículos parados durante los meses de menos actividad.

Es decir, por una cuota fija mensual, se puede disfrutar del vehículo y de todos sus servicios, como mantenimiento, reparaciones, seguro a todo riesgo, vehículo de sustitución, cambio de neumáticos, asistencia en carretera 24 horas, kilometraje ilimitado, etc.

Las mejores furgonetas industrialesfurgonetas para empresasfurgonetas isotérmicasfurgonetas para mudanzasfurgones de carga pueden disfrutarse gracias a un servicio único.

¿Qué es el Leasing?

Una de las principales diferencias entre Renting y Leasing es que este último es un contrato de arrendamiento a largo plazo con opción de compra.

Esto es, antes de pasar a ser el titular del vehículo se paga una cuota de entrada y una fija periódica, asumiendo todos los gastos derivados que comporta (averías, impuestos, matriculación, etc.).

Normalmente el contrato de Leasing exige una duración mínima de dos años sin que se pueda revocar, permite la opción de compra del vehículo, al finalizar la duración pactada.

De hecho, la firma del contrato se concibe para la adquisición final del vehículo, con independencia de que el usuario decida declinar el ejercicio de este derecho.

Así, el arrendatario tiene tres opciones al acabar el contrato:

  • Adquirir la propiedad del vehículo financiado ejecutando la opción de compra por un valor residual.
  • Suscribir un nuevo contrato sobre el mismo vehículo.
  • Devolver el vehículo a la entidad de leasing que se lo ha prestado.

Generalmente, el Leasing va dirigido a empresas, comercios y profesionales. Además, esta modalidad suele ofrecer una fiscalidad más ventajosa que otras fórmulas de financiación.

¿Qué es la compra financiada?

Es la compra de un vehículo en propiedad mediante el préstamo de una entidad financiera. En este caso, se pagan los costes de formalización con la entidad y una cuota periódica con intereses (también una cuota inicial en algunos casos).

Al ser propietaria del vehículo, tu empresa asume todos los costes derivados de disponer del coche (matriculación, mantenimiento, seguro, etc.).

Tabla comparativa con diferencias entre Renting, Leasing y compra con préstamo

 

RENTING

LEASING

COMPRA FINANCIADA

Qué es

Alquiler de vehículo con servicios adicionales incluidos

Alquiler de vehículo a largo plazo con opción de compra

Adquisición de vehículo

Propiedad del vehículo

Empresa de renting

Entidad financiera

Tu empresa

Servicios

Los que necesitas para gestionar tu flota

Deberás recurrir a terceros

Deberás recurrir a terceros

Asistencia 24 horas

No

No

Mantenimiento del vehículo

No

No

Reparaciones incluidas

No

No

ITV

No

No

Cambio de neumáticos

No

No

Seguro

No

No

Previsión del gasto total

No se pueden prever los gastos de uso y mantenimiento del vehículo

No se pueden prever los gastos de uso y mantenimiento del vehículo

Única factura mensual fija

Sí (con todo incluido)

No (Varias facturas: lo que le cueste la financiación + seguros y gastos imprevistos por mantenimiento o reparaciones del vehículo)

No (Varias facturas: desembolso inicial + coste mensual por la financiación + seguros y gastos imprevistos por mantenimiento o reparaciones del vehículo)

Ventajas fiscales

Su cuota es deducible

Dependiendo de varias variables

Cancelación anticipada

En cualquier momento, con la liquidación fijada en el contrato

No antes de 2 años, con penalización y pago de las cuotas pendientes

Pagando toda la financiación pendiente

Fin de contrato

Sencillamente devuelve el coche

Devuelve el coche o lo adquiere en propiedad

Necesidad de tributar los beneficios si vende el vehículo

Venta del vehículo usado

Empresa de Renting

La entidad que le financia o su empresa

Tu empresa

Renovación

Su vehículo es sustituido al momento por otro nuevo

El tiempo que transcurra, variable, entre que se acuerda la financiación del nuevo vehículo y se fija la entrega

El tiempo que transcurra entre vender el coche antiguo, financiar el nuevo y pedirlo a fábrica

En definitiva, las diferencias entre Renting y Leasing son sustancialmente considerables, a pesar de que pueden ser modalidades semejantes. Sea como fuere, cada vez son más las personas que optan por vehículos de Renting en lugar de comprar uno. Ven a Xtravans e infórmate de todo sin ningún tipo de compromiso.

 

¿Te gusta este artículo? Compártelo
Posts relacionados