renting-furgonetas

Cómo puedo ahorrar con un Renting de furgonetas

El Renting de furgonetas se ha destapado en los últimos años como una magnífica alternativa dentro del parque automovilístico, gracias a las furgonetas para empresas, las furgonetas industriales, las furgonetas isotérmicas, las furgonetas para mudanzas o incluso los furgones de carga, entre otros.

No obstante, a la hora de adquirir un vehículo, probablemente las primeras cuestiones que nos vienen a la mente son: ¿nuevo, de segunda mano, de ocasión, de kilómetro 0? ¿Gasolina, diésel, híbrido, eléctrico, de hidrógeno?

Es por esto por lo que el Renting (tanto para autónomos como para empresas o particulares) se ha destapado como una solución que poco a poco cuenta con más partidarios.

Y es que el Renting flexible, a diferencia del Renting fijo y del Leasing, permite modificar el contrato de la furgoneta de alquiler en cualquier momento, por lo que se pueden utilizar diferentes vehículos con el mismo contrato.

Los números son bastante claros: a lo largo de la primera mitad de 2019 se matricularon hasta un total de 687.889 vehículos en Renting en España, es decir, un 13,48% más con relación al mismo periodo del año previo, de acuerdo con la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER).

El 55,96% de dicho incremento corresponde a pequeñas empresas, autónomos y particulares. Quizá lo más sorprendente es que el 20,56% de las matriculaciones realizadas en España son de Renting. Queda clara su importancia, ¿cierto?

¿Cómo funciona el Renting de furgonetas?

El Renting es un alquiler de furgonetas de larga duración (entre otros vehículos) en los que se puede disfrutar, con todos los servicios incluidos, de un automóvil a través del abono de una cuota mensual.

De esta forma, la empresa suministradora en esta modalidad es la propietaria del automóvil, por lo que se va implícito el derecho a utilizarlo sin tener que preocuparse por otros costes asociados.

Las empresas especializadas en esta área como Xtravans (la empresa de Renting líder de Renting en Canarias) ofrecen el Renting flexible, una solución de movilidad conveniente para todo sector que requiera un vehículo, puesto que permite adaptar tanto el tamaño como el tipo de la flota a las exigencias reales del negocio en cualquier momento.

Esto equivale a un gran ahorro en los costes mensuales que resultan de tener vehículos parados en tiempos de menos actividad. Asimismo, supone menos ratos malgastados en trámites y posibles incidencias y bastante más tiempo para lo que realmente importa: la actividad de la empresa.

Esto es, puede disfrutarse de todos los servicios incluidos en el contrato de Renting como los siguientes:

  • Mantenimiento
  • Reparaciones
  • Seguro a todo riesgo
  • Vehículo de sustitución
  • Cambio de neumáticos
  • Asistencia en carretera 24 horas
  • Kilometraje ilimitado

¿Realmente se ahorra con el Renting de furgonetas?

El mayor atractivo del alquiler de larga duración de furgonetas gira alrededor de dos puntos. El primero de ellos es que no es necesario hacer ningún tipo de inversión inicial para poder disfrutar de un vehículo nuevo.

El segundo es que la cuota mensual de las furgonetas de Renting es un gasto fijo, por lo que se puede prever en el presupuesto sin tener que preocuparse por gastos imprevistos o añadidos. Por supuesto, la gran pregunta es si el Renting es rentable frente a la compra.

Obviamente, hay que tener en cuenta varios factores. Si se prefiere cambiar de automóvil cada cuatro o cinco años, pudiendo disfrutar en el proceso de un vehículo siempre nuevo sin necesidad de hacer un gran desembolso inicial, el Renting es lo ideal.

Además, es una modalidad perfecta para autónomos y pymes que no puedan hacer frente a una inversión grande o en varios automóviles que tener que amortizar en varios años.

Sea como fuere, decantarse por la compra o el Renting dependerá siempre de las necesidades particulares, así que es recomendable hacer números antes de decidir una u otra opción.

Ventajas fiscales del Renting de furgonetas

Como se ha mencionado con anterioridad, la fiscalidad del Renting es bastante favorable, por lo que su deducción al 100% es posible en el Impuesto sobre Sociedades o IRPF al considerarse un gasto del negocio, respectivamente.
 
Por lo tanto, la cuota de Renting es totalmente deducible, siempre que haya alguna manera de justificar que el vehículo es una inversión imprescindible para desarrollar alguna actividad empresarial y que cumpla con los demás requisitos exigidos por la normativa en vigor.

Si se habla del IVA soportado en cada cuota mensual, este es completamente deducible, si bien el arrendatario del vehículo de Renting debe tener afecto o dedicado el automóvil solamente al desarrollo de su actividad profesional o empresarial.

Hacienda suele estar pendiente del automóvil utilizado, teniendo en cuenta si este tiene el logo serigrafiado o si se encuentra en el garaje los fines de semana, entre otros. Esto tiene una gran importancia, ya que de lo contrario existe una presunción de afectación del 50%.

Por el contrario, la deducción del Renting no es posible con la compra tradicional de un vehículo porque supone un aumento del inmovilizado y hace que el bien quede sujeto a los plazos legales de amortización según el punto de vista contable, con limitaciones fijadas por la normativa fiscal aplicable.

En definitiva, el Renting de furgonetas es una novedosa modalidad que presenta multitud de ventajas para particulares, autónomos o pymes, entre otros. Si tienes algún tipo de dudas, consúltanos sin ningún compromiso.

¿Te gusta este artículo? Compártelo
Posts relacionados