bolsas de carga

Qué son las bolsas de carga y qué ventajas tienen

Uno de los grandes retos del sector de la logística tanto para las compañías que operan en el mismo como para las empresas que emplean los servicios de las anteriores para mover sus mercancías siempre ha supuesto un enorme desafío.

Y desde hace unos años se están popularizando en Europa las denominadas bolsas de carga, que posibilitan a las organizaciones a maximizar sus ganancias y poder ofrecer a sus clientes unos precios incluso más ajustados.

Porque hay una cosa clara: las rutas vacías de los transportes cuando retornan a la central son un desaprovechamiento del servicio más que evidente. Así las cosas, esta parece ser una de las soluciones al problema.

Qué es una bolsa de carga

Se trata de un servicio en línea que permite a los transportistas de mercancía recoger cargas que están disponibles para transportar, generalmente para aprovechar los viajes de vuelta o el espacio libre en las unidades de transporte. Además, se puede ver y conectar cargas con camiones en tiempo real y conocer la posición exacta en todo momento.

Este servicio pone en contacto a empresas de transporte y a operadores logísticos para facilitar envíos de cargas completas y grupaje. Además, son un punto de encuentro digital donde se publican las necesidades de transporte de estas empresas y donde se ofrecen los vehículos disponibles que pueden realizar dichas cargas.

bolsas de carga en logistica

5 ventajas de las bolsas de carga

Al hablar de los beneficios de estas soluciones de transporte hay que centrarse en los que llegan directamente hasta los clientes finales de las compañías de transporte.

1. Reducir kilómetros en vacío

Probablemente los mayores obstáculos de la eficiencia en el transporte son aquellos kilómetros que un camión recorre con poca o ninguna carga. Este problema afecta a la carga completa y el grupaje por la dificultad de encontrar esas vueltas de mercancía y por la gran distancia recorrida.

Esta solución nació para paliar, en parte, este problema. De este modo, las compañías no deben preocuparse tanto por el retorno en vacío, puesto que pueden ofrecer dicho espacio liberado en su vehículo a una enorme cantidad de operadores logísticos (esto es, a los clientes de estos operadores logísticos).

Así, la ventaja para los clientes es por partida doble. Por una parte disponen de más camiones disponibles para su carga y, también, si su proveedor tiene cubierta la vuelta y no va a retornar en vacío podrá prestarle un mejor servicio y a un mejor precio.

Sin esta solución para la vuelta el operador logístico tendría que asumir el riesgo de un posible retorno en vacío o cubrirse las espaldas con un precio que a lo mejor el cliente no pudiera afrontar o no hiciera rentable el trayecto.

2. Reducir los tiempos muertos

Si el vehículo está parado en el sitio de destino al buscar o esperar una carga para realizar esa vuelta también se incrementarán los costes. Por consiguiente, la búsqueda de dicha mercancía no solo ha de lograrse, sino que también ha de hacerse en un tiempo lógico.

Los operadores logísticos miden constantemente sus procesos para conocer cuánto les cuesta realizar ciertas acciones o viajes, y de ese punto van a partir al poder ofrecer y presupuestar sus servicios a sus clientes.

3. Crear relaciones a largo plazo

A pesar de que las bolsas de carga tiendan al uso puntual de proveedores para determinados casos, también se dan relaciones que terminan consolidándose y convirtiéndose en regulares.

Es algo normal contratar los servicios de una compañía de transporte para cierto recorrido y, al repetirse el mismo, contactar de nuevo con la misma para comprobar cuál es su disponibilidad.

Así, mediante esta solución de transporte se da el nacimiento de dicha relación. Asimismo, al repetirse el viaje también se puede optimizar el proceso, los detalles y la previsión, por lo que se pueden mejorar los costes y el servicio.

bolsa de carga

4. Mejora del medioambiente

Aunque esta solución de transporte de mercancías no surgió para mejorar el medioambiente, su propia naturaleza lo lleva implícito. Y es que al hacer menos viajes para trasladar las cargas se puede reducir a la mitad la distancia a recorrer para repartir la misma cantidad de mercancía. Y cada metro ahorrado en la carretera equivale a menos contaminación, menos atascos y menos desgaste de las vías y vehículos.

5. Seguridad y calidad

Esta solución de transporte cuenta con mecanismos para que las compañías participantes garanticen la máxima fiabilidad con el objetivo de que tanto transportistas como clientes estén más seguros de tratar con proveedores 100% profesionales. De hecho, muchas de estas empresas aceptan un porcentaje pequeño de las organizaciones que quieren formar parte de la misma.

Visto lo visto, la utilización de las bolsas de carga por parte de las compañías de transporte y de los operadores logísticos repercute directamente al ofrecer a los clientes un mejor servicio con unos costes menores.

En Xtravans nos encanta mantenerte actualizado sobre logística, echa un vistazo a nuestros post relacionados.

¿Te gusta este artículo? Compártelo
Posts relacionados