cross docking

Qué es el cross docking en logística

El cross docking se trata de un modo de preparación de pedidos y hace referencia a la distribución de la mercancía que llega de forma directa al usuario sin tener que pasar por un periodo de almacenamiento anterior.

Ya sean materias primas, tiendas físicas, artículos acabados o clientes finales, entre otros, este tipo de estrategia logística se puede adaptar perfectamente a cualquier tipo de mercancía.

En otras palabras, permite pasar varios tipos de materiales con distintos destinos, o consolidar mercancías originarias de diversos orígenes que puede cambiar en función de las necesidades del producto.

Qué es el cross docking: definición y significado

que es el cross docking

Es una estrategia que consiste en conservar la mercancía en el almacén durante poco tiempo tras de haber sido recibida. Así, no se necesita ponerla en las estanterías o hacer el proceso de picking.

El término en inglés quiere decir literalmente “cruzar/atravesar los muelles (del almacén)”. Lo que hace único a este proceso de logística es que se maneja la mercancía y la preparación de pedidos en menos de 24 horas, aumentando la velocidad y efectividad.

Ventajas del cross-docking

Los beneficios de esta estrategia son los siguientes:

  • Se puede encuadrar en la filosofía de Efficient Consumer Response (respuesta eficiente al consumidor).
  • Consigue mejorar la eficiencia y la productividad en la cadena de suministro.
  • Es muy rápido y rentable.
  • Permite reducir costos en almacenaje, distribución, inventario y personal.
  • Facilita la tarea de manipulación y reubicación de la mercancía, minimizando errores.
  • Logra más frescura en la mercancía e incrementa su disponibilidad.
  • Facilita el cumplimiento de los plazos fijados.

¿Cómo funcionan las operaciones del cross docking?

El almacén supone un importante paso que conecta a los proveedores con los consumidores en la cadena de suministro. La oferta (proveedores) y la demanda (consumidores) no están sincronizadas, así que hacen que dicho flujo no sea constante.

Con el avance de los sistemas de información y softwares logísticos, la cadena de suministro es progresivamente más ágil e integrada. Por eso, esta estrategia es tan demandada, puesto que permite una coordinación perfecta entre todos los participantes.

Fases del cross-docking

Las fases principales de esta estrategia son:

  • La programación de distribución por parte de los proveedores.
  • La recepción y clasificación de la mercancía en el almacén.
  • El control de calidad de la carga recepcionada.
  • La expedición de la mercancía.

Tipos de cross docking

cross-docking

Hay distintos modos de organizar las tipologías de esta estrategia, pero siempre son necesarios tres tipos para realizarla:

1. Predistribuido

En el primer modelo, el proveedor valora la demanda final y tiene ya preparadas y organizadas las unidades de carga. En este primer tipo, la estrategia se limita a recibir y expedir mercancías sin casi intervención del almacén.

2. Consolidado

En el segundo modelo, la carga se mueve a un espacio de acondicionamiento donde se examina y adapta a lo pedido. En este segundo tipo, se requiere que las mercancías sean manipuladas y adaptadas a las necesidades del cliente final.

3. Híbrido

En el tercer modelo, el más complicado, se preparan los pedidos con dos mercancías: la que viene de los camiones recepcionados y la que ya está almacenada. Todo esto sucede en la zona de acondicionamiento.

Ahora bien, en este tercer tipo también hay más flexibilidad. Y, a pesar de que necesita una coordinación casi perfecta, pero eficaz, posibilita afrontar mucha más diversidad de escenarios.

Por qué el cross-docking es interesante para muchos negocios

que es el cross-docking

Esta estrategia de distribución no es nueva, puesto que muchas organizaciones la utilizan para suplir necesidades aparecidas en una cadena de suministro omnicanal, que se usa para mejorar el contacto entre el cliente y la empresa por múltiples canales como:

  • Páginas web.
  • Redes sociales (Instagram, Facebook, Twitter, etc.).
  • Ubicaciones físicas (tiendas).
  • Chat en vivo (que ofrecen las páginas web).
  • Aplicaciones para smartphones.
  • Comunicación telefónica.
  • Comunicación por correo electrónico.

Sea como fuere, siempre se requiere saber las estrategias logísticas que ya emplea la propia empresa antes de incorporar nuevas. Así, pueden evaluarse situaciones donde se puede aplicar con éxito otras estrategias como el cross docking.

En Xtravans disponemos de una flota de vehículos pensados para la distribución de tu mercancía.

¿Te gusta este artículo? Compártelo
Posts relacionados