cambiar coche por furgoneta

Por qué cambiar un coche por una furgoneta es la mejor idea que podrías tener

Cambiar un coche por una furgoneta es algo que decide cada vez más gente. Los argumentos para ello son realmente variados, desde el económico, pasando por su gran amplitud o por sus grandes posibilidades.

Hace tiempo, las furgonetas eran vehículos de uso casi exclusivamente profesional y solamente los amantes de las camperizaciones compraban viejas furgonetas para irse de aventuras con ellas.

Sin embargo, en la actualidad son vehículos al nivel de un turismo en equipamiento y seguridad, cuentan con diseños cada vez más cuidados y son inmejorables tanto en relación calidad-precio como en practicidad.

Y es que, aunque todavía hoy en día las furgonetas son los vehículos por excelencia de autónomos, transportistas y empresas, cada vez hay más familias y entusiastas de la aventura que apuestan por ellas.

Sin duda, tanto su versatilidad como resistencia les han permitido ganar terreno en las carreteras y poco a poco hay más marcas que diseñan furgonetas para todo tipo de funcionalidades.

5 razones para cambiar tu coche por una furgoneta

Si en estos momentos estás considerando la posibilidad de jubilar tu actual coche para cambiarlo por uno nuevo, a continuación te damos cinco motivos que pueden ayudarte a tomar la decisión y dar el paso definitivo hacia la compra de una furgoneta.

cambiar coche furgoneta

1. Libertad total de movimiento

Una de las grandes ventajas y razones de adquirir este tipo de vehículo es que se puede ir donde se quiera en cualquier momento. Las furgonetas son muy cómodas para rutas atrevidas e improvisadas, no hay límites al viajar a cualquier lugar, puesto que no se requieren espacios especiales para acampar ni para aparcar.

Asimismo, siempre se puede usar el vehículo como lugar de descanso para echar una cabezadita y volver al volante. ¿No es algo increíble acampar junto a un río, un arroyo o en el campo y sentirte como en casa?

2. Son más espaciosas

Este motivo es uno de los más llamativos, ya que en algún momento de nuestra vida, hemos tenido que dejarnos los sesos para que en el maletero del coche quepa toda la ropa que llevaremos, por ejemplo, a las vacaciones.

Una furgoneta es la mejor opción si llevas maletas llenas de ropa, sombrillas, tienda de campaña, la bicicleta o el abrigo más gordo para ir a la nieve. Y es que estos problemas desaparecen por completo con estos vehículos espaciosos y funcionales.

3. No necesitan parking especial

Este es otro argumento para cambiar un coche por una furgoneta. Hay muchos tipos de furgonetas, como por ejemplo las camper, uno de los más populares. A estas no les hace falta tener o alquilar una plaza de parking especial porque caben perfectamente en todos lados.

Además, suelen ser muy discretas y casi no se distinguen de una furgoneta normal. No obstante, hay que tener en cuenta una cosa: a menor tamaño, menor gasto de carburante. Es probable que estos datos influyan en tu decisión...

cambiar un coche por furgoneta

4. Se puede usar como un vehículo normal

Aunque muchas personas piensan en disfrutar de una furgoneta para sus vacaciones, otras tantas las utilizan en su vida diaria. Y esto es una gran ventaja porque una furgoneta también se puede utilizar para el día a día, haciendo los recados, yendo al trabajo, dejando los niños en el colegio, ir de excursión al campo, hacer la compra, etc.

5. Diseño atrevido

Da igual que se trate de una furgoneta de hace varios años o la última del mercado, la mayoría de modelos tienen diseños más que atractivos. Si hace unas décadas la temática reinante era la hippie, hoy en día las furgonetas modernas han sido diseñadas teniendo en cuenta absolutamente todo, siendo vehículos que equipan lo último en tecnología.

Estos son tan solo algunos motivos para cambiar un coche por una furgoneta. Y tú, ¿también entrarás al apasionante mundo de las furgonetas?

¿Te gusta este artículo? Compártelo
Posts relacionados