trucos para ahorrar

8 trucos para ahorrar en cada desplazamiento con tu furgoneta

A todos nos gustan los trucos para ahorrar, ¿verdad? Sobre todo si alguno de nuestros bienes más preciados está sufriendo algún tipo de deterioro o si queremos evitar eso mismo.

¿Tienes que ahorrar en todos los apartados imaginables para lidiar con las constantes subidas de precio del combustible, de los neumáticos o del mantenimiento? ¿Te encuentras en esa situación en la que tu furgoneta está perdiendo rentabilidad y tienes que hacer frente a muchos gastos?

Despreocúpate, porque gracias a Xtravans, la empresa Renting en Canarias líder, podrás ahorrar en el uso de tu furgoneta si sigues las recomendaciones que te proponemos a continuación.

Los 8 trucos para ahorrar con tu furgoneta imprescindibles

Si te atienes a seguir estos consejos podrás compensar las subidas en el precio del combustible, así como mejorar la experiencia de conducción e incrementar la vida útil de la furgoneta.

1. 3 % menos de combustible al revisar las presiones

¿Sabías que se regala bastante dinero a las estaciones de servicio solamente por no comprobar las presiones de los neumáticos cada 1.000 kilómetros aproximadamente?

Es esencial recordar que la operación hay que hacerla cuando los neumáticos estén fríos, esto es, cuando han recorrido menos de 5 kilómetros. Nunca está de más seguir las recomendaciones del fabricante.

2. No sobrecargar la furgoneta

Respetar totalmente los límites de peso que indica el fabricante es extremadamente importante, puesto que los kilos de más son un mayor esfuerzo para la mecánica, consumos extras y, nuevamente, mayor desgaste para las cubiertas. Es uno de los puntos clave para arruinar la economía de marcha.

Al depositar la carga en la furgoneta lo idóneo es hacerlo suavemente sin tirar el material pesado de una vez. Estos “castigos” dañan el conjunto de suspensión y puede deformar algún elemento, comprometiendo de esta manera la estabilidad del vehículo. Y es que esto puede poner en riesgo tu seguridad, la de tus acompañantes y la de los objetos transportados.

3. Olvida los bordillazos

Otro de los trucos para ahorrar tiene que ver con subir los bordillos de las aceras, una muy mala costumbre que puede acabar con las cubiertas en un plis plas, aumentando el coste en mantenimiento del vehículo. El problema es de tal magnitud que los fabricantes de neumáticos suelen recurrir a sus expertos en rallies para el desarrollo de cubiertas especiales para furgonetas.

De esta manera, se aplican las enseñanzas recogidas en las pruebas de tierra o asfalto, con coches que ruedan cruzados bastante tiempo mientras las ruedas golpean por el lateralm piedras, ramas, taludes… Hay que tener en cuenta que estos golpes, lógicamente, afectan al sistema de dirección, puesto que desajustan el sistema y averían un componente bastante caro de reparar.

4. Detén el motor cuando te pares para una gestión

No se sabe por qué, pero muchísimos conductores hacen lo siguiente: llegan a un sitio para hacer gestiones rápidas pero dejan la furgoneta en marcha. Esto es algo que contamina mucho y gasta combustible.

Aquellos tiempos en los que ni el motor de arranque ni la batería eran fiables quedaron atrás. Esta práctica solo es útil si quieres visitar el tallers más veces… Es uno de los trucos para ahorrar más efectivos.

5. Rebaja el desgaste de los neumáticos de tu furgoneta

¿Sabías que se puede perder hasta el 25 % de la vida útil de las cubiertas si se circula con un 20 % menos de la presión aconsejada por el fabricante de la furgoneta? Estas cifras aumentan hasta un 65 % de dicha vida útil con el 40 % menos de la presión adecuada…

Es decir, si las ruedas de la furgoneta se deben inflar a 2,2 atmósferas y se circula con 1,3 o menos, habrá que decirle adiós a los neumáticos a los 25.000 kilómetros. Si estuvieran a su presión correcta aguantarían hasta los 40.000.

Es evidente que nos igual utilizar 4 juegos de neumáticos en 100.000 kilómetros que usar poco más de 2 en el mismo periodo de tiempo y con más seguridad, ¿cierto?

6. Evitar peso innecesario

Absolutamente todas las furgonetas pierden eficiencia si el peso trasladado es mayor. Este hecho hace que se resten kilómetros a la autonomía, por lo que lo ideal es deshacerse de todos aquellos elementos que no sean necesarios en el día a día (por ejemplo, las cadenas para la nieve en verano).

7. Conducción tranquila

Un buen control del acelerador, tal y como sucede con los coches de combustión, disminuye el consumo. Por consiguiente, evitar aceleraciones fuertes es aconsejable, especialmente en entornos urbanos donde las paradas y arranques son continuos.

8. Climatización

El sistema de climatización usa el calor generado por el motor para la calefacción, por lo que “tira” de la batería, lo que hace que se gaste antes y haya que cambiarla.

Con tan solo seguir estos sencillos trucos para ahorrar podrás darle una alegría a tu bolsillo, además de despreocuparte de problemas como averías, lidiar con el seguro, mantenimiento, etc. No lo dudes más y opta por el Renting flexible de Xtravans para beneficiarte de los mejores servicios al mejor precio del mercado.

¿Te gusta este artículo? Compártelo
Posts relacionados